FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

La Falda, Córdoba

La Falda Cordoba

Enclavada en el centro del Valle de Punilla, La Falda se rodea de un bello entorno natural que le da un marco distinguido a sus paseos y calles. Una ancha avenida principal distingue la parte céntrica de la ciudad. Su recorrido de negocios, productos tradicionales y artesanías, desemboca en la magia del antiguo y afamado Hotel Edén, testimonio de su esplendoroso origen y aún hoy cargado de historia.

Esta ciudad, ofrece una variada oferta hotelera y un sinnúmero de actividades recreativas. En la noche podemos disfrutar de sus rincones, caminar por las veredas colmadas de productos y artesanías y luego, gozar de sus bares y pubs o probar suerte en el Bingo. Cuando el sol comienza a asomar en la serranía, las opciones se multiplican.

Visitar el Hotel Edén, que desde muros erguidos triunfantes en lo alto la ciudad, nos invita a descubrir sus misterios y el nombre de sus visitantes más prestigiosos. Caminar por los pasillos que alojaron al genio de la ciencia Albert Einstein, explorar las instalaciones y el lujo de las recámaras y adentrarnos en las historias populares sobre su papel en la segunda guerra mundial.

La naturaleza es otro de los protagonistas principales de la ciudad. Desde allí se organizan cabalgatas y travesías 4×4, que nos introducen en la atractiva serranía, conociéndola en un sin número de circuitos que invitan a disfrutar de la pureza del aire, las caprichosas imperfecciones del relieve y la incomparable frescura de sus arroyos y ríos.

Pasear por las inmediaciones de la vertiente Los Chorrillos, el Dique de La Falda, Las Siete Cascadas, la laguna de los Patos. Disfrutar de la caída del sol en la sierra, dormir bajo el oscuro manto de un cielo poblado de estrellas son sólo alguna de la maneras en que podemos conocer el encanto de La Falda. Ubicada sobre la ruta nacional 38, se nos presenta esta ciudad de ritmo vibrante y entorno de verde serranía, que también mantiene un gran número de museos y circuitos de interés cultural. Recorridos que nos permiten conocer bellos paisajes naturales, paseos por céntricas calles de vidrieras colmadas y restoranes de excelente calidad, rincones de cascadas que se multiplican y afluentes cristalinos.

La Falda, en medio del relieve serrano, guarda en sus dominios el encanto y la tranquilidad de una villa señorial de descanso,el bullicio de una ciudad incipiente y al dinamismo de una oferta turística variada.