El Doradillo: platea privilegiada para contemplar a las ballenas

El Área Natural Protegida El Doradillo es un lugar para visitar pronto, ya que es el lugar ideal para tener una vista privilegiada de las ballenas desde junio a octubre a pocos metros de la costa.

El Doredillo es una franja costera de 25 km de longitud que va desde Punta Arco hasta el Cerro Prismático, en un área total de 7500 ha. Cabe destacar que no posee servicios, pero ofrece fogones habilitados en donde se puede cocinar, utilizando leña o carbón comprados, ya que el uso de leña autóctona está prohibido.

En este lugar se destaca la Playa Las Canteras y el mirador Punta Dorado donde hay pasarelas accesibles para apreciar la biodiversidad marina y terrestre de la estepa patagónica.

Como se trata de un ambiente muy sensible, es muy importante el cuidado por parte de todos los visitantes, prestar atención a la cartelería y las recomendaciones de los Guardaparques.

Es importante tener en cuenta que durante la temporada de ballenas se prohíben las actividades acuáticas, sí están permitidas durante el verano, teniendo en cuenta que son playas sin guardavidas.

Los días de lluvia intensa, la ruta de ingreso suele transformarse en intransitable, por lo que es recomendable averiguar el pronóstico del tiempo, al momento de planificar la visita.

¡Otro lugar soñado para hacer Turismo en Argentina!

Cómo llegar a Puerto Madryn

 

¿Por qué encallan las ballenas?

Cada vez es más habitual que en nuestras costas se produzca este fenómeno, ballenas que pierden el rumbo y encallan en las playas teniendo serias posibilidades de no poder retornar a las aguas profundas.

Naturalmente, cuando una ballena está enferma, no tiene fuerzas o se desorienta, termina en la costa, pero actualmente, los factores que inciden en este hecho, también, en algunos casos están provocados, directa o indirectamente, por el ser humano.

El uso de sonares en la navegación, puede confundirlas y estresarlas, haciendo que pierdan su rumbo tratando de alejarse del sonido. Los contaminantes en las aguas también pueden modificar su comportamiento, además de disminución de su comida, crustáceos (krill) y peces pequeños que atrapan durante el nado.

Las fluctuaciones de temperatura en el agua, también tienen que ver con un cambio de rumbo. Las ballenas no tienen un sistema de navegación infalible, a veces también puede “recalcular” mal su trayectoria, y no detectar cuando las costas son suaves, confundiéndose con que aún se encuentran en aguas más profundas.

Se han conocido también “encallamientos grupales” que algunos atribuyen a suicidios masivos de ballenas, este dato no es cierto. Al ser animales que se mueven en grupos, es normal que si uno de ellos encalla, los demás lo sigan para no abandonarlo, sucediendo estos numerosos encallamientos.

El retorno al agua es, en algunos casos, bastante complicado, ya que dependen de sus músculos para, ante una subida del nivel del mar, responder volviendo al agua, pero a medida que pasa más tiempo en aguas bajas, sus músculos pierden tonicidad.

En ésta época del año, las ballenas se encuentran migrando desde el sur hacia Brasil, siendo ejemplares en peligro de extinción.

Se redujo el arribo de turistas extranjeros a Argentina

La llegada de turistas extranjeros a Argentina se encuentra en descenso, por segundo año consecutivo, según un informe de la Consultora Ecolatina. De manera inversa, los viajes de argentinos al exterior continúan aumentando desde 2016.

A partir de la implementación del cepo, el déficit del turismo internacional se convirtió en una de las fuentes de salida de divisas más importante, para ejemplo basta mencionar que entre 2012 y 2015 se vieron afectados US$ 27.220 millones en el mercado formal.

Sin embargo, al producirse el sinceramiento bancario, esta realidad cambió levemente, observándose en el 2016 que el déficit en el sector se redujo a US$ 7.660 millones, con una reducción del 9% anual.

Este estudio también indica que la llegada de turistas brasileros se vio afectada, cayendo un 10% interanual, mínimo sólo superado en 2009. Esto se debe a la situación crítica de Brasil, que pese a lo relativamente barato que les resulta a nuestros vecinos viajar al país, no los anima a viajar.

En el transcurso de 2016, la cantidad de extranjeros que ingresó a Argentina cayó en un 2,5% respecto al 2015. En tanto, los viajes al exterior por parte de los argentinos se incrementaron de 2,6 millones en dicho año a 3,1 millones en el 2016.

En virtud a la variedad y calidad de destinos y atractivos con los que cuenta nuestro país, el turista local será el que más disfrutará de ellos en los próximos meses, desde Turismo en Argentina te invitamos a conocer en profundidad la belleza de cada uno de nuestros lugares.