Repudiable acción de una turista en el Parque Nacional Iguazú, ¡Preservemos nuestra fauna!

Hay acciones e imágenes en las que sobran las palabras. Una de éstas acciones sucedió en el Parque Nacional Iguazú la semana pasada, y provocó la indignación de los usuarios en redes sociales. La imagen, muestra el momento en que una turista le da de beber una gaseosa a un mono que reside en el lugar.

Todo el recorrido por el parque está colmado de carteles que prohíben alimentar a los animales, ya que esto puede acarrearles graves problemas de salud, pero, en este caso, fueron ignorados poniendo en riesgo a este simpático animal, acostumbrado a interactuar con las personas que transitan por el Parque, su hábitat natural.

La conservación, respeto y cuidado de la flora y fauna de áreas naturales, sean protegidas o no, son las que determinan la continuación de especies a lo largo y ancho del país. Depende de todos nosotros que se respeten las indicaciones, con el objetivo de preservar la diversidad y belleza de vegetación y animales.

Iguazú a pura aventura

Si hay un lugar que se destaca para realizar turismo aventura o disfrutar de la adrenalina en un viaje, es Iguazú. Su naturaleza exuberante hace posible la práctica de infinidad de actividades. La experiencia comienza en Puerto Iguazú, en donde podrás hospedarte tanto en lodges enclavados en la selva como en hoteles, aquí comienza una experiencia inolvidable.

La adrenalina llega cuando se opta por conocer el Parque Nacional Iguazú, para lo que te recomendamos realizar una excursión de turismo aventura, haciendo un recorrido de 8 km en vehículo todo terreno a través del sendero Yacaratiá, para llegar a Puerto Macuco. Luego se realiza un embarque en una lancha bimotor, navegando 6 km por el río Iguazú inferior, atravesando 2 km de rápidos, ingresando al cañón de la Garganta del Diablo, viviendo el inolvidable bautismo de brumas.

Por supuesto las excursiones a Cataratas pueden hacerse de muchas modalidades, si optamos por una visita tranquila, podemos ingresar al Parque Nacional y acceder a los distintos niveles de miradores a través de las pasarelas, de igual manera puede facilitarnos el traslado el tren que comunica distintos puntos del Parque.

Los programas de turismo aventura que encontrarás en Iguazú son muy amplios y variados, excursiones en lancha, rappel, trekking, expediciones, mountain bike son posibles, como así también paseos en barco, lanchas o caminatas tranquilas explorando toda la belleza de la zona.

Un tip: ¿Sabías que existe en plena selva misionera un bar de hielo, instalado en un verdadero iglú?

Aunque te parezca mentira vas a poder conocerlo, todo su interior está construido de hielo, paredes, barra, muebles y lo más llamativo: Esculturas itinerantes de hielo que representan la fauna de la región. Seguramente logramos asombrarte con el dato.

Moconá reúne atractivos donde la aventura es la protagonista, los saltos de Moconá atraen a quienes quieren vivir la emoción de recorrerlos en una excursión náutica,  la que se realiza en gomones embarcando en el Arroyo Yabotí y navegando también por el Río Uruguay, esta excursión no es peligrosa y no presenta ningún grado de dificultad.

Las opciones de aventura acúaticas son variadas pudiendo hacer también kayak y tubbing. La otra actividad más practicada es el trekking, de variada intensidad, el más emocionante es el recorrido por el Sendero Bella Vista, en el que transitando 5 km de senderos, podés acceder a miradores sobre el Arroyo Yabotí. También podés practicar tirolesa y rappel disfrutando de la selva misionera.

#Recomendado: Participar de un fogón de mitos y leyendas en la selva, un lugar misterioso y mágico.

Respirar selva, disfrutar Cataratas!

Cuando el frío aprieta y la rutina se impone, no hay nada mejor que elegir el mejor lugar para escapar y pasar unos días únicos y diferentes. Hoy te proponemos instalarte en la exuberante selva misionera, rodeado de plantas y flores tropicales, en un hotel situado en el límite con el Parque Nacional Iguazú.

De la mano de Les Amis, en esta nota te contamos más:

La experiencia de sentirte inmerso en una de las siete maravillas de mundo hace especial cualquier recorrido que realices en este destino, y por supuesto, el primer imperdible será una visita a las Cataratas del Iguazú.

Los sentidos se agudizan en contacto con la naturaleza más pura, mientras se recorren las pasarelas, la vista va variando, en emoción y sonido, y las cataratas nos hipnotizan con su presencia, imposible no sentir el impacto de esa inmensidad en nosotros, en un entorno que nos envuelve en una cálida bruma y el verde intenso de la vegetación.

Los paseos dentro del parque son todos increíbles, por supuesto acceder a la Garganta del Diablo en el trencito es mágico, pero también podés poner tu adrenalina a full llegando hasta la caída misma de los saltos en lancha. No pierdas la oportunidad de desplazarte por el parque con tranquilidad, vale la pena detenerse a observar la flora y la fauna del lugar, coatíes y monos seguramente lucirán sus piruetas en los árboles para saludarte.

Un punto aparte merece la Isla San Martín, también dentro del parque, a la que podés acceder mediante visitas guiadas, sus costas de arena y piedras negras, junto a la exuberante selva misionera deslumbran por su belleza. La excursión para llegar a ella es a bordo de lanchas, en una verdadera aventura en la que ascendiendo altas escalinatas hacia miradores, lograremos vistas increíbles de todos los saltos de las Cataratas.

Puerto Iguazú cuenta con la particularidad de integrar la triple frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay, junto con las ciudades vecinas de Foz de Iguazú (Brasil) y Ciudad del Este (Paraguay), este único circuito agrupa costumbres y tradiciones de los tres países en un equilibrio llamativo y dinámico, vale la pena recorrer y descubrir tanto la gastronomía como las artesanías locales. En Puerto Iguazú es un imperdible caminar con la Avenida Río Iguazú, paseo por las orillas del río en el que te deslumbrarán los atardeceres.

La rica historia que cuenta la triple frontera se puede vivir en un paseo por las Ruinas de San Ignacio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En cercanías de Puerto Iguazú, el paseo dura todo el día, y como broche de oro, el espectáculo de luz y sonido, al anochecer.

El asombro no tiene límites al conocer otro de los atractivos recomendados de la zona; las Minas de Wanda, ubicadas a 40 kilómetros de Puerto Iguazú. Este yacimiento de piedras preciosas, cuenta con gemas y cristales de cuarzo, amatista, topacio y ágatas, entre otras.

La particularidad de este yacimiento es que es “a cielo abierto”, prácticamente al ras de la tierra, por lo que el paseo es accediendo literalmente a la formación. El recorrido es muy interesante y te deslumbrarás con cada una de las piezas que se encuentran.

Conocer la cultura y las tradiciones de la zona es parte imperdible del recorrido, por lo que te recomendamos visitar las comunidades aborígenes de Yriapú y Mbororé, las comunidades ofrecen artesanías propias del pueblo guaraní, dispuesto a compartir con el turista su modo de vida.

Cataratas es el destino argentino por excelencia que deslumbra a turistas del mundo entero, un destino para descubrir y visitar asiduamente.

https://lesamisviajes.com/

 

 

Se redujo el arribo de turistas extranjeros a Argentina

La llegada de turistas extranjeros a Argentina se encuentra en descenso, por segundo año consecutivo, según un informe de la Consultora Ecolatina. De manera inversa, los viajes de argentinos al exterior continúan aumentando desde 2016.

A partir de la implementación del cepo, el déficit del turismo internacional se convirtió en una de las fuentes de salida de divisas más importante, para ejemplo basta mencionar que entre 2012 y 2015 se vieron afectados US$ 27.220 millones en el mercado formal.

Sin embargo, al producirse el sinceramiento bancario, esta realidad cambió levemente, observándose en el 2016 que el déficit en el sector se redujo a US$ 7.660 millones, con una reducción del 9% anual.

Este estudio también indica que la llegada de turistas brasileros se vio afectada, cayendo un 10% interanual, mínimo sólo superado en 2009. Esto se debe a la situación crítica de Brasil, que pese a lo relativamente barato que les resulta a nuestros vecinos viajar al país, no los anima a viajar.

En el transcurso de 2016, la cantidad de extranjeros que ingresó a Argentina cayó en un 2,5% respecto al 2015. En tanto, los viajes al exterior por parte de los argentinos se incrementaron de 2,6 millones en dicho año a 3,1 millones en el 2016.

En virtud a la variedad y calidad de destinos y atractivos con los que cuenta nuestro país, el turista local será el que más disfrutará de ellos en los próximos meses, desde Turismo en Argentina te invitamos a conocer en profundidad la belleza de cada uno de nuestros lugares.

Iguazú para disfrutar todo el año

Iguazú es “el destino”, ya que cuenta con infinidad de atractivos, la adrenalina, el relax y la aventura, todo es posible en Iguazú y junto a Les Amis vamos a contarte porqué:

El atractivo principal, por supuesto, son las Cataratas del Iguazú, en su parque homónimo, las modalidades de visita son muchas, pudiendo optar por internarse en el tren de la selva, navegando cerca de su caída o accediendo a las distintas pasarelas, cada modalidad es una aventura en sí misma.

cat

El Sendero verde es un sendero sin dificultad, al atravesarlo se llega a un bañado en el que se pueden apreciar las especies animales y vegetales de la zona además de practicar la actividad de avistaje de aves. A través de este sendero puede accederse al tren de la selva.

El circuito superior se destaca por ser el punto que tiene la mejor vista panorámica de todo el parque, desde allí pueden observarse los balcones superiores y la Isla San Martín, por cuya pasarela se accede a la Garganta del Diablo.

El Tren de la Selva es la estrella del parque, con 3700 metros de vías, llega a cada estación, desde las que se puede continuar hacia otra o practicar trekking por las pasarelas, su destino final es la Garganta del Diablo, de allí sale la pasarela que atraviesa el balcón desde el cual podrás disfrutar esta imponente vista.

cat2

El circuito inferior se destaca por llevarnos hacia los saltos más conocidos, hasta llegar al impactante Salto Bossetti, una importante caída de agua.

Pero no sólo el Parque Nacional Iguazú es el protagonista, hay atractivos que van a darnos la dimensión de la naturaleza misionera: El Jardín de los picaflores, el Centro de Recuperación Güiráoga y La Aripuca, con su impronta autóctona desde sus tradiciones y sus raíces, entre otros.

El Jardín de los Picaflores es un espacio verde donde encontrarás 15 especies diferentes de picaflores, la sensación de pleno contacto con la naturaleza se hace tangible y real ya que tendrás infinidad de picaflores volando a tu alrededor, mostrando sus vistosos y coloridos plumajes.

Ejemplares únicos, como el colibrí esmeralda, el garganta blanca, el corona violácea y el colibrí rojo, entre otros, deslumbran. Una experiencia inolvidable.

cat3

El Centro de Recuperación Guiráoga, se dedica a rescatar a los animales de la selva misionera que llegan al refugio, provenientes de fauna, heridos o que la misma población ha encontrado en situación de riesgo. Es una oportunidad única de reconocer la fauna autóctona de la selva, no es un zoológico, es un refugio.

La Aripuca te hará conocer la selva misionera desde el punto de vista de la conciencia ecológica, es un paseo ideal para ir con chicos, ya que, desde su misma puerta de acceso, se transmite ese mensaje, se puede recorrer con guía y comprar artesanías, además de un puesto de comidas rápidas.

Iguazú es naturaleza en plenitud, las maneras de recorrerlo varía en cada visitante, desde la mágica experiencia de visitar las cataratas a la luz de la luna, llegando hacia ellas con el tren de la selva, hasta la adrenalina en toda su expresión navegando con el rocío de las cataratas en la cara. Único, imperdible, mágico, así es Iguazú, un destino imperdible.