Un increíble atractivo en el río Paraná, descubrí la Isla del Medio

Entre Posadas y Encarnación, en pleno río Paraná, aparece una solitaria isla cuyo destino parecía ser desaparecer sumergida en las aguas.

Debido al llenado del embalse de la represa Yacyretá, el futuro de la Isla del Medio, era incierto. Si bien el lugar ya era conocido por los amantes de deportes naúticos, sólo en ocasiones era utilizado como lugar de amarre de sus botes, tal el estado de abandono que presentaba. La Isla era un lugar selvático, cubierto de vegetación y sin una costa que la rodeara.

Pero fue un 14 de febrero de 2015, que un grupo de habitantes de Posadas, decidió rescatar a la Isla del olvido, y con herramientas, motosierras y cortadoras de pasto, comenzaron la ardua tarea de limpiar la isla.

Luego que los cambios comenzaron a notarse, se avanzó con la idea de fundar la APIM, Asociación Protectores de la Isla del Medio, actualmente constituida con personería jurídica n° 408/15, y que ya cuenta con más de 200 socios.

Lo que quedó de la isla original, que en un momento tuvo playa e inclusive dos arroyos, se puso en valor, haciendo un exhaustivo trabajo de conservación de la vegetación, identificación de árboles y limpieza de toda la isla, en tanto, en una segunda etapa, se realizó la contención de las costas y el refulado con arena.

Un muelle, un quincho, parrillas y luz eléctrica, fueron los elementos determinantes para el broche de oro de esta recuperación, y, si bien hubo desafíos e inconvenientes, la voluntad del grupo supo subsanarlos.

Hoy, la Isla del Medio es un verdadero vergel en el que se reúnen las familias para disfrutar momentos únicos, rodeados de la belleza de esta isla que, cual ave fénix, renació de sus cenizas. Disfrutar del río, realizar actividades náuticas, nadar, tomar sol o pescar, cualquier actividad es el motivo perfecto para visitar la isla.

Novedad Turística: Crucero de lujo unirá los Esteros del Iberá y las cataratas por el Río Paraná

Un nuevo atractivo se suma a la oferta turística de Corrientes y Misiones, brindando la posibilidad de disfrutar de un crucero de lujo que unirá los Esteros del Iberá, en Corrientes, con las Cataratas del Iguazú, en Misiones. Los viajes serán de 4 y 5 noches y estarán a cargo de una empresa ecuatoriana que se hará cargo del proyecto.

Para cumplir con el servicio de manera eficaz, está previsto construir más tarde un segundo barco en el país, además de readecuar los puertos en los que se pueda recalar.

Este proyecto sería el primero de tal magnitud en Argentina en lo que se refiere a turismo fluvial, ya que se cuenta con alternativas de cruceros por el Delta del Tigre, de menor cantidad de días. El turismo de cruceros por mar es una actividad posicionada en el país, por lo que seguramente será bien recibida la propuesta por parte de los turistas.

Será a fines de 2018 o principios de 2019 que se estará brindando el servicio por parte de Quasar Expeditions, una firma que ofrece cruceros de lujo, catamaranes y navegación en las Islas Galápagos, en Chile y en el Parque Los Glaciares en Argentina.

Los trámites que permitirán que el barco ingrese al país desde Génova, Italia, se están llevando a cabo, además de la planificación de remodelaciones y equipos que se realizarán en Argentina, con una inversión de U$S 5 millones. El crucero contará con 15 camarotes, partiendo cada dos semanas, con paradas intermedias para visitar la ciudad de Posadas, las ruinas de San Ignacio y otras localidades en las que se podrán visitar plantaciones de té y de yerba mate, la exuberante selva subtropical, y por supuesto los Esteros y las Cataratas. Asimismo, también será posible realizar excursiones a los Saltos de Moconá, sobre el Río Uruguay.

Debido a la complejidad de la importación del barco, además de las obras de refacción y puesta a punto, que serán realizados orientados a turistas de alto poder adquisitivo, la fecha de inicio de esta impactante novedad turística esta prevista para el 2019 a más tardar, con un costo estimado de U$S 800 por noche y por persona, con todo incluido, dependiendo el total de la duración del viaje.

Cuando el barco esté operando la ruta fluvial mencionada, está previsto construir en su totalidad un segundo barco de características similares al primero, del que ya está diseñado el anteproyecto. Desde el Ministerio de Turismo se impulsa además la remodelación de cinco terminales portuarias: Santa Fe y Rosario, La Paz, Corrientes y Posadas, para en una segunda etapa incorporar Itatí, Ituzaingó, San Ignacio y Santa Ana, invirtiendo en total $104,8 millones.

La infraestructura estará pensada para que los cruceros puedan recalar, haciendo del Río un potencial económico a través del turismo.