Nota de viajes y turismo

playa-punta-perdices

Las playas «escondidas» en Río Negro que te enamorarán

Distribuidas a lo largo de las costas del Pacífico, el Atlántico y el Caribe, las playas sudamericanas más reconocibles se encuentran en Brasil, Colombia y similares. Las costas de Argentina no suelen estar en la lista de las mejores playas del continente, y la mayoría de los viajeros ciertamente no piensan en la Patagonia como un lugar para tomar el sol. Este artículo está a punto de cambiar todo eso, revelando las playas vírgenes y secretas de la provincia de Río Negro dentro de la Patagonia Argentina.

Descubriendo las playas de Río Negro

Río Negro es la provincia más septentrional de la Patagonia, un destino turístico menos conocido en Argentina. La región esconde una asombrosa ruta costera de 200 km que se extiende por la costa escasamente poblada entre Viedma y Las Grutas.

Bahía Creek

Comenzando desde el norte, Bahia Creek se encuentra a 100 km al suroeste de Viedma y tiene 30 km de costa atrapada entre dunas ondulantes y acantilados. Abrigado por el pequeño pueblo del mismo nombre, apenas 100 personas llaman hogar a esta impresionante playa. Solo se puede acceder al camino de arena a la playa a pie o en un vehículo todoterreno durante la marea baja. De un extremo al otro, los viajeros pueden explorar las playas con los recorridos en cuatrimotos que ofrece el albergue local Refugio Perdido durante los meses de verano de diciembre a febrero. Es posible visitar una colonia de lobos marinos autóctonos y ver aves migratorias en las caletas.

Esta sección de la ruta es especialmente idílica por las cálidas condiciones de la playa, ya que la costa está protegida de los vientos patagónicos y el agua se calienta con las mareas provenientes de Brasil. Los amantes de la playa pueden disfrutar de la natación, el esnórquel, el remo y la pesca. Durante la marea alta, dirigite a la colina para practicar parapente y más emociones en vehículos todo terreno o practicar sandboard en las dunas más grandes de la Patagonia. Las cimas de los acantilados y las dunas ofrecen vistas incomparables del mar turquesa y las extensas playas.

Playa Las Conchillas

Su nombre se debe a que la costa está cubierta de conchas, donde montones y montones de conchas blancas tapizan las playas aisladas. En el verano, podés encontrar un restaurante estilo choza de playa y sillones en la entrada de la playa, pero a muy pocos kilómetros, el paisaje está desprovisto de humanos.

Hay pocos o ningún residente a lo largo de este tramo de costa prístina, que ofrece un refugio excelente para los campistas que no tienen tiendas de campaña. Es realmente un oasis para desconectarse, respirar la brisa pura y recoger el almuerzo en la orilla. Cuando llega la marea baja, las arenas del océano dejan un regalo con miles de almejas vivas.

Aunque el agua es fresca, es increíblemente clara, por lo que los nadadores valientes pueden saltar para tener la oportunidad de mezclarse con especies raras de delfines. Entre ellos se encuentran el delfín de Commerson, también conocido como delfín panda, y el delfín oscuro, conocido por sus acrobacias aéreas.

Playa Perdices

Playa Las Conchillas se encuentra en el extremo sur de Punta Verde, una península que se adentra hacia el oeste en el Golfo San Matías. En el extremo norte de Punta Verde se encuentra Playa Perdices. Aquí, las playas cubiertas de conchas continúan, elevándose sobre las colinas costeras y sumergiéndose en calas segregadas decoradas con bancos de arena y enclaves rocosos.

Las características segmentadas de la costa permiten variaciones de marea extremas cada 12 horas más o menos. En el punto más alto, las calas se convierten en impresionantes piscinas naturales. El mar claro de color caribeño trae un oleaje cálido y tranquilo adecuado para practicar esnórquel, remo, natación y kayak. Sobre la cuenca cubierta de conchas, la marea trae pingüinos patagónicos, varias especies de peces y delfines. Luego, el proceso se repite, permitiendo que casi toda el agua se drene hasta que retroceda , y solo queda un hilo en los nichos poco profundos.

Playa Piedras Coloradas

Aunque está cerca de la ciudad de Las Grutas, es la playa más remota de la ciudad. Es la única playa en esta lista con servicios completos, en verano, que incluyen cabañas de playa, alquiler de sombrillas, restaurantes y socorristas.

Más allá de estas comodidades, las únicas vistas de la ciudad están en la lejanía. Como su nombre lo indica, una sección de la playa presenta una cosecha de rocas de color ladrillo que se elevan entre el mar y las amplias playas doradas. Las mareas altas y bajas ofrecen paisajes variados donde el océano se encuentra con la tierra, pero gran parte de la costa retiene arena seca y esponjosa independientemente de la fluctuación. Hacia el oeste, la playa está respaldada por un conjunto bajo de dunas que ofrecen vistas de la playa y la tierra hasta donde alcanza la vista.

Compartir
author avatar
Visiting Argentina Manager
Fundado por Juan Pablo Paradelo. Comunidad @TurismoArgentina
Contenido de Viajes y Tours en Argentina desde 2008
es_ESSpanish