Sin categoría

#DiaMundialContraelCancer detente un momento a leer esta historia

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Estaba convencida de que a mi no me iba tocar. Creía que lo tenía todo bajo control. Estaba segura de que hacía todo bien. Eso te sucede cuando no haces terapia, cuando comes mal, cuando no te escuchas y miles de otras teorías que se confabulan alrededor de la palabra. Me sentía en el mejor momento de mi vida, el Cáncer no me iba a tocar a mi. De echo me costo mucho tiempo darme cuenta que estaba enferma. Yo que no creía en la medicina y siempre trataba de esquivarla tuve que zambullirme en ella. Mi mente era tan poderosa que no le daba lugar al cuerpo, no lograba darme cuenta que me costaba respirar ya que como una máquina continuaba. Pase por un montón de preguntas, consultas, y luego simplemente abracé el proceso. Es tan personal esto que nadie puede explicarlo. Cada persona es un mundo y en este caso cada uno reacciona diferente al mismo tratamiento. Mi mundo de colores y viajes tuvo que tomar un recreo para hacer análisis y visitas al médico. Suceden tantas cosas internas que es como si estuvieras en una montaña rusa sin saber cuando ni cómo termina. Solo se una cosa de esto, uno quiere que se termine. Tacha los días del calendario esperando el resultado glorioso de que estás sano de nuevo. Hasta que no te enfermas ni te das cuenta lo bendecido que es contar con Salud. Tus prioridades cambian inmediatamente cuando te falta y te haces preguntas que ni sabias que existían. Yo creo en los misterios de la vida porque aún no veo la maestría en porque me tocó esto. Solo se continuar y agracecida a ser así estoy. Es de las pocas cosas que si no te toca no podes entenderlo por mas compasión que tengas. Mas silencio que palabras y mucho respeto a esta enfermedad. #diamundialcontraelcancer #cancer

Una publicación compartida por Maria de los Milagros Baylac (@mariabaylac) el

 

 

mariabaylac

Estaba convencida de que a mi no me iba tocar. Creía que lo tenía todo bajo control. Estaba segura de que hacía todo bien. Eso te sucede cuando no haces terapia, cuando comes mal, cuando no te escuchas y miles de otras teorías que se confabulan alrededor de la palabra. Me sentía en el mejor momento de mi vida, el Cáncer no me iba a tocar a mi. De echo me costo mucho tiempo darme cuenta que estaba enferma. Yo que no creía en la medicina y siempre trataba de esquivarla tuve que zambullirme en ella. Mi mente era tan poderosa que no le daba lugar al cuerpo, no lograba darme cuenta que me costaba respirar ya que como una máquina continuaba. Pase por un montón de preguntas, consultas, y luego simplemente abracé el proceso. Es tan personal esto que nadie puede explicarlo. Cada persona es un mundo y en este caso cada uno reacciona diferente al mismo tratamiento. Mi mundo de colores y viajes tuvo que tomar un recreo para hacer análisis y visitas al médico. Suceden tantas cosas internas que es como si estuvieras en una montaña rusa sin saber cuando ni cómo termina. Solo se una cosa de esto, uno quiere que se termine. Tacha los días del calendario esperando el resultado glorioso de que estás sano de nuevo. Hasta que no te enfermas ni te das cuenta lo bendecido que es contar con Salud. Tus prioridades cambian inmediatamente cuando te falta y te haces preguntas que ni sabias que existían. Yo creo en los misterios de la vida porque aún no veo la maestría en porque me tocó esto. Solo se continuar y agracecida a ser así estoy. Es de las pocas cosas que si no te toca no podes entenderlo por mas compasión que tengas. Mas silencio que palabras y mucho respeto a esta enfermedad. #diamundialcontraelcancer#cancer

Comentarios

comentarios

También te va a gustar esto

Ver Más