Turismo Rural para el Día del Niño en Estancia Santa Ana.

La feliz combinación, el campo y los niños.

¿Te gustaría tener una experiencia en una estancia familiar como Santa Ana? Aprovechando el feriado del General José de San Martin y el Día del Niño, tenemos una propuesta  ideal para desconectarte de la ciudad y conectarte con tus hijos en el campo.

Santa Ana está  situada en el partido de Coronel Suárez,  abre sus puertas  a todos los que quieran disfrutar de la vida al aire libre en contacto con la naturaleza. En un entorno con un monte de 100 años de antigüedad entre las sierras y un arroyo que cruza el campo, genera este clima de tranquilidad. Dejar a los niños armar sus propias cañas para salir a pescar,  es un plan perfecto o simplemente salir a una caminata al circuito histórico – cultural dentro del campo. Esta caminata suele hacerse con alguien de la familia que explica todo un pasado enraizado en la historia misma del país, dando cuenta de la cultura agropecuaria de la Argentina.

Es una estancia construida en 1896 que conserva su arquitectura original de estilo Anglosajón y posee dos plantas, las habitaciones son espaciosas, bien calefaccionadas y cada una con una vista privilegiada, donde brindan una estadía con pensión completa y todas las actividades incluidas. Y si estás cerca de la estancia, otra propuesta excelente, es pasar un Día de Campo.

Se puede combinar el tiempo libre con actividades recreativas dentro de la estancia como: Cabalgatas, Agroturismo, Pesca en arroyo para niños, Caminatas, Avisaje de aves, pileta y paseos en buggie.

Cómo llegar: Santa Ana está ubicada en el partido de Coronel Suárez (prov de Buenos Aires) a 50 km de la ciudad de Suárez, a 50 km de Sierra de la Ventana, a 140 km de Bahía Blanca y
a 540 km de CABA.

Reservas y consultas:

Email: estanciasantaanasuarez@gmail.com

Celular (02926) 475509.

https://www.facebook.com/EstanciaSantaAna/
https://www.instagram.com/estanciasantaana/

 

Filete porteño en el barrio del zorzal criollo

 

“Las tardecitas de Buenos Aires tienen… ese qué sé yo…”* y hay rincones de la ciudad en los que la magia de artistas, músicos y personajes hace que disfrutemos de momentos únicos, entrañables, irrepetibles.

Tal es el caso del barrio del Abasto, en el que, de una sola mirada, nos situamos a fines de 1800, en la vida de puesteros, choferes de carretas y carros, vecinos, la mayoría inmigrantes italianos, que, alrededor del gran mercado, construido para la venta y distribución de frutas y verduras, marcaban el paso febril del barrio. Los conventillos, antiguas casas de inquilinato, las casas chorizo, que respetaban la existencia de un patio central con las habitaciones a su alrededor, los teatros, cantinas y prostíbulos que poblaban la Avenida Corrientes, junto al Mercado, componían un ambiente único, una especie de ciudad aparte, dentro de la gran ciudad en la que ya se convertía Buenos Aires.

Ese ambiente único, fue el que rodeó a Carlos Gardel desde su infancia, el cantor de tangos más famoso de la historia. Revolucionó la música porteña de la época, se convirtió en la voz que convertía cada tango, en una declaración, y todo nació allí, en el barrio, dando vueltas o “yirando” por las calles del Abasto, que hoy le rinden homenaje desde las paredes de casas y muros, plasmando su inolvidable sonrisa.

El Abasto también conserva una fisonomía única, la del filete porteño, un estilo de pintura singular, con colores fuertes, espirales y líneas simétricas, hojas, flores y alguna imagen emblemática del barrio se muestran en sus paredes. Pero su origen se remite a los carros, aquellos del principio, los del mercado, que transmutaron de grises carros de frutas y verduras a coloridos, representativos, con frases ingeniosas y refranes, en los que se destacaban sus letras trabajadas y la decoración que conformaba el conjunto.

Así, camiones y luego colectivos, el medio de movilidad más popular en la ciudad, se vieron engalanados por estos motivos puramente porteños, muchas veces inspirados en el rostro y la sonrisa de Gardel, del zorzal criollo, del morocho del Abasto.

Para visitar la casa de Gardel, conocer el barrio del Abasto y aprender a realizar un lindo filete porteño: https://054.travel/fileteado-porteno/

*Frase inicial de “Balada para un loco”, tango de Astor Piazzolla

Valle de la Luna y Talampaya: Escapada Imperdible de 3 Noches

 

El Parque Provincial Ischigualasto ocupa una extensa cuenca al noreste de San Juan en el departamento de Valle Fértil. Se puede acceder por la Ruta Provincial N° 510 a 330 km de la ciudad de San JuanIschigualasto es el yacimiento de fósiles de dinosaurios del período Triásico más importante del mundo, conocido también con el nombre de Valle de la Luna. Los numerosos hallazgos de fósiles de animales y plantas, permiten conocer uno de los capítulos más interesantes de la historia de la Tierra. Geológica y paleontológicamente, la zona representa el primero de los períodos en que se divide la Era Mesozoica (235 millones de años antes de Cristo) que duró unos 45 millones de años, en la que comienzan a evolucionar las primeras formas de reptiles con características de mamíferos.

El Sitio “Ischigualasto – Talampaya”, fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad en el año 2000. Las geoformas pétreas que presenta Ischigualasto son producto de la erosión del viento a través de los años. El nombre de cada geoforma o “escultura” se debe a la increíble asociación y semejanza con objetos reales. Las Barrancas Coloradas dominan el paisaje del Valle. Miden 200 m de altura y son producto de la erosión. Su color rojizo, debido a la presencia de óxido de hierro en su formación, crean una maravillosa atracción cambiando su color según la hora del día en que se las observe. La flora y la fauna en Ischigualasto dan vida al paisaje que parece lunar.Los animales, libres del temor de ser cazados, conviven con los turistas que asombrados de su docilidad los observan. Guanacos, liebres, ñandúes, vizcachas, quirquinchos, pumas y zorros conviven con los cóndores, calandrias, chuñas, martinetas, águilas y aguiluchos.

Salidas todos los viernes de Agosto a Diciembre con TRAVEL SHOW  Leg. 15.667

Incluye:

Aereos
Traslados a Hotel
2 noches en San Juan con desayuno Hotel Civico
1 noche en Valle Fertil con media Pension Hosteria Valle Fertil
Excursiones: Gran City Tour + Valle de la Luna + Talampaya

Single $ 15.800 + 850 imp Aereos
Doble $ 12.850 + 850 Imp Aereos
triple $ 12.500 + 850 imp Aereos

No incluye entradas a parques ni camioneta interna en TalampayaTarifas sujetas a modificacion según disponibilidad al momento de reservar

 

 

 

Recibir info para ir a Valle de la Luna y Talampaya

    En Kayak por el Delta: la promesa de un paseo inolvidable

    Transitar los rincones del delta, apreciar el sol y las estrellas e inspirarse navegando por sus aguas.

    Si hay un sitio que despierta el interés de los viajeros, es el Delta del Paraná. Alberga una biodiversidad única y un estilo de vida tan especial que lo vuelve irresistible.

    Para conocerlo y explorarlo, las opciones de paseos embarcados son varias y aptas para quienes inician esta aventura por primera vez hasta quienes tienen ya tienen varias remadas encima y desean agregarle un plus a la experiencia.

    Disfrutar de esta inmejorable geografía, es posible de la mano de Delta en Kayak.  Con varias alternativas para elegir, se puede reservar anticipadamente y encontrar la actividad que más se adapte a nuestras preferencias.

    El punto de partida es en la ciudad de Tigre (a metros de la confluencia del río Tigre y río Luján).  A metros de la estación de tren de Tigre

    En grupo, con amigos, en pareja o solos, remando o con timonel, la contemplación del río es de por sí una experiencia que vale la pena vivir y revivir.

    Diurnas o nocturnas, el paseo en canoa grupal con timonel, es ideal para iniciados. Eso permite disfrutar sin preocuparse por los conocimientos náuticos, ya que habrá un experto a bordo. También hay opción de remada en kayaks para quienes deseen, siempre bajo la guía y recomendaciones de los expertos de Delta en Kayak.

     

    Después de la navegación llega el relax y las sorpresas. Tras disfrutar el paseo, nos espera la relajación en una isla sobre el Sarmiento. Alrededor del fogón a la orilla del rio, la velada se vuelve aún más mágica. Buena música, rica comida y bebidas para elegir en un marco inmejorable. La recompensa envuelve todos nuestros sentidos.La realidad supera la promesa: río, naturaleza, atardeceres y anocheceres mágicos, fogón, rica comida, velas y buena bebida. Ese rio que inspiró a tantos escritores, se vuelve creación de un recuerdo inolvidable.

     

     

    Información útil:

    www.deltaenkayak.com.ar

    deltaenkayak@hotmail.com

    Whatsapp +54 2471 5050